Hospitalito Atitlán

Huracan Stan en Atitlán, 2005

El 4 de Octubre, 2005, tras dias de lluvia causado por huracan Stan, ocurrieron varios deslaves que destruyeron al caserio de Panabaj y varios otros puntos en el pueblo, causando un desastre adonde murieron mas de 1000 personas. Aqui estan las notas que hicimos en ese tiempo. Cada articulo fue escrita por una persona diferente. Pienso que asi tendremos una mejor idea de lo que sucedio.

SantiagoAlrededor del Lago Atitlán Hoy Historia Tejido Arte Religion MayaFeria Proyectos Sociales Negocio Local Tienda Santiago Bibliografia Archivo de Fotos Desastre de 2005 Desastre, pagina 2 Desastre, pagina 3 Festival de Musica Maximon Virtual

Rilaj Mam

 

agua

Santiago Atitlan,deslave del 4 de Octubre, 2005

PanabajEl desastre aqui en Santiago Atitlan ha afectado a todos porque hay miles de personas desplasadas que perdieron todo. Estamos recomendando que ayuda monetaria sea canalizada a traves de http://www.puebloapueblo.org. Este es el organismo responsable por recaudar fondos para la reconstruccion del Hospitalito Atitlan y estan prestando estos recursos para hacer llegar la ayuda de la forma mas directa. Disculpa, que la pagina esta solamente en ingles, pero me han dicho que muy pronto estaran traduciendolo a frances y español.

SANTIAGO ATITLAN - Varios días después de que varios deslaves del volcán Toliman inundaron áreas pobladas de Santiago Atitlan, las expresiones de pesar y desesperación todavía aparecen en las caras de los vecinos. Había gente llorando en las calles del centro del pueblo mientras esperaban identificar sus familiares. De vez en cuando llega un vehículo con cuerpos queRefugees se han recuperado del lodo. Los entran al edificio municipal para una identificación rápida antes de meterlos en cajas de madera. Los hombres, con las caras cubiertas de máscaras para su protección, cargaron los ataúdes en sus hombros para subir la colina para enterrarlos en un nuevo sector del cementerio. Setenta y dos horas después de que los primeros deslaves descendieron sobre este pueblo Tzutujil maya de 37,000 habitantes en la madrugada del 5 de octubre el número de muertos llego a 71, pero el número de muertos indudablemente subirá como el lodo cubre cientos de metros de terreno y llega a cinco metros de profundidad en algunos lugares. Los primeros deslaves pasaron cerca del campo de fútbol. Arraso con casas y gente y los mando resbalando por precipicios mudslideempinados y implacablemente continuo su camino a través de otras casas, cafetales y milpas. La gente tuvo que atravesar el lodo hasta las rodillas para recuperar lo poco que todavía se podía salvar. Panabaj, un caserío un par de kilómetros al sur del centro de Santiago Atitlan, estaba en el camino del deslave más grande. El paisaje invocó sentimientos extraños mientras el lodo del volcán cubrió todos los rastros familiares. Los caminos están cubiertos de lodo. Los vecinos están usando postes de madera, pedazos de lamina y cualquier otra cosa para construir los caminos temporales para evitar cruzar a través del lodo refugeesque en lugares tiene más que dos metros de profundidad. Cuando primero sucedió el deslave la gente tuvo que escapar usando lasos. Los postes de teléfono está n quebrados, una casa de dos pisos hecha con piedra sólida desapareció completamente. Las casas sencillas fueron arrasadas o, si quedaron de pie, están llenos de lodo. El paisaje se transformo en un campo inmenso de barro, arena y agua. Se vinieron rodando troncos grandes y piedras gigantes del volcán y una vez que el agua retroceda, el proceso de limpieza será inmenso. La tierra huele a muerte, de cuerpos descompuestos antes de ser recuperados. Varios miles de hombres locales están excavando a través del lodo, buscando los cuerpos, pero el trabajo es agobiante porque todo tiene que ser hecho a mano con palas y azadones. Una aldea, con 14 miembros de una familia que estaba en el camino del deslave, es eliminada; aquí una viuda se murió junto a sus diez hijos, su nieto, su hermano, la esposa y su hijo. El único rastro son unos utensilios de cocina y una caja con la ropa tradicional.

 
 

Parientes desesperados han estado esperando por días para recuperar los cuerpos que faltan encontrar. En otros casos, familias han sido despedazados con la mitad de sus miembros muertos, niños jóvenes han perdido sus padres. Los ataúdes vienen en todos los tamaños. Los que solamente perdieron sus casas se consideran afortunados. Juan Tacaxoy es un Bombero voluntario de Panabaj. Él se despertó alrededor de medianoche mientras un rió de lodo de dos metros venia hacia su casa. "Yo comencé a gritarles a mis hermanos", él recuerda, pero ellos no podían hacer mucho porque la casa estaba rodeada por el lodo."Aproximadamente diez minutos después llego el agua con arena, y un poco después las piedras Refugees y troncos de árbol. "Él ni siquiera tuvo tiempo para asustarse, por la adrenalina que circulaba en su cuerpo. Él era entre los afortunados. Aunque su casa desapareció, todos los 30 miembros de su familia sobrevivieron. "Fue un milagro, pero los niños están traumatizados", dijo Juan Tacaxoy. Un compañero bombero le anima a que les cante a sus niños, que los acaricie y que encuentre formas de reírse con ellos. Él ha llevado su familia a uno de 35 albergues que se han organizado en las escuelas, iglesias y edificios gubernamentales en el centro de Santiago Atitlan. Panabaj, entretanto, es un pueblo de fantasmas. La población fue evacuada con lanchas porque los caminos eran impasables durante los primeros días. Algunos hombres se han quedado para cuidar el resto de sus pertenencias porque los saqueadores están trabajando vaciando las casas abandonadas. En el pueblo se han organizado cocinas públicos para proporcionarle alimento a los que se quedaron destitutos y los afectados por lo menos tiene donde dormir. Hubo bastante ayuda de los pueblos vecinos como San Pedro la Laguna, San Lucas Toliman y Solola. El gobierno central no mostró su presencia sino hasta el sábado, cuatro días después del hecho, y el presidente Berger hizo una visita el martes prometiendo ayuda para todos los damnificados. "Las personas están llorando. Estamos cocinando para niños sin zapatos.En algunos casos los padres de familia totalmente desaparecieron", panabaj dijo Betty Sojuel, que normalmente es gerente de uno de los dos bancos de Santiago. Como los bancos permanecen cerrados, ella toma parte del esfuerzo del pueblo para ayudar a las personas destituidas. Las personas están en la necesidad de comida y ropa. Como tantos de los caminos están cerrados por derrumbes en Guatemala, y Santiago Atitlan estaba cortado del mundo externo durante varios días, la comida y medicinas están escasas. Varias tiendas están cerradas como los suministros están menguando y el alcalde de Santiago Atitlan, Diego Esquina Mendoza, tuvo que pedirle a las farmacias que permanecieran abiertas. La gasolina se está escaseando y de vez en cuando llega una lancha con provisiones que vienen del otro lado del lago. Lacasas municipalidad de Santiago Atitlan está buscando ayuda externa para reconstruir las casas del sector mas pobre de Santiago, y que ahora perdió todo. El Presidente Berger les prometió casas a los damnificados cuando llego el martes, 11 de octubre."Necesitamos maquinaria para limpiar el área. Estamos pidiéndole fondos a las instituciones internacionales para ayudarnos a comprar un tractor", dijo Diego Chichom, el alcalde suplente de Santiago, Atitlan. "Necesitamos dinero para volver a construir el pueblo. Necesitamos el dinero para comprar terreno para reubicar a los que perdieron todo" El hospital en Panabaj está cerrado porque esta inundado de lodo y todas las vías de acceso están cerrados. El personal médico está ocupado las 24 horas en el Centro de Salud en el centro delfuneral pueblo. Algunos pacientes han sido transferidos al Hospital Nacional en Solola. La gente local está dando un apoyo muy fuerte en todo el trabajo - cocinando, excavando, compartiendo sus casas y su ropa con sus paisanos menos afortunados. Va a tomar mucho tiempo antes de que el pueblo se recupere y la vida vuelva a ser normal. "Todos tenemos que compartir el dolor", dijo Diego Esquina.

Por KARIN GEZELIUS BERGSTRESSER

Las fotos en esta pagina son del 7 de octubre 

Pagina 2

Pagina 3